11 Consejos Para Garantizar La Seguridad Virtual De Niños Y Jóvenes

SEGURIDAD VIRTUAL INFANTIL

La internet hoy en día nos brinda múltiples posibilidades para acceder a toda clase de información, así como aprender de cualquier tema, interactuar de otra forma y darle vida a ideas o proyectos. Sin embargo, hay riesgos que no podemos ignorar relacionados con perder la privacidad, desinformarse, exposición a contenido dañino o inadecuado o incluso al ciberacoso. Nuestro niños y jóvenes no están exentos de ello, incluso son los más vulnerables a este tipo de situaciones, por lo tanto, te presentamos a continuación 11 consejos que te permitirán garantizar su seguridad virtual.

Con el creciente aumento del uso de la tecnología en tiempos de aislamiento, donde los computadores, tabletas, celulares y toda clase de dispositivos han tenido un papel protagónico en los procesos educativos virtuales, así como en el relacionamiento social de los estudiantes, siempre conectados a la red, es importante tener en cuenta varias recomendaciones para su uso racional y seguro. También es importante tener en cuenta la edad de los niños y jóvenes, que determinarán el nivel de cuidado y medidas que debes tener en cuenta.

1. Acompañamiento en la experiencia de uso.

Entre más pequeño más acompañamiento, ya que esta actividad modela la forma como aprenderá a buscar y seleccionar contenido con el pasar de los años. El principal y mejor consejo es acompañarlos en esta experiencia, dado que dependiendo del contenido y la comprensión del mismo, ellos replicarán su buen uso y aprenderán a autorregularse. Tú eres el encargado de orientar qué contenido visualiza y de qué manera accede a él. Evita que navegue sin sentido por un scroll infinito (avance de historias) que ofrecen muchas aplicaciones. Filtra los contenidos, identificando aquellos que otorgan valor a su proceso de aprendizaje, te sorprenderá la cantidad de aplicaciones y contenido de calidad que también puedes encontrar. Y te sorprenderá también cómo estos contenidos adecuados tienen mucho que aportar al proceso educativo de tu hijo/a.


2. Cantidad y horarios.

Es importante definir la cantidad de horas y fijar unos horarios específicos para el uso tanto de los dispositivos como de la web. Si bien sobre este tema hay mucho que decir, para ser precisos, es bueno que sea incorporada como cualquier otra rutina de tu hijo. Ten en cuenta que él no se la pasa todo el día sentado alimentándose, montando bicicleta ni jugando con sus juguetes, así mismo debe ser el uso de los dispositivos. Si por ejemplo tu hijo/a tiene jornadas de estudio virtuales largas, busca que en los recesos y al finalizar sus clases realice otro tipo de actividades que impliquen movimiento y el uso de juguetes físicos como plastilina, colores, témperas, crayolas, rasgado de papel, etc. Quizás para los más grandes, leer un libro físico, escribir a lápiz y papel, hacer ejercicios de estiramiento o simplemente tomar una merienda, ayudarán a que el cerebro realice otro tipo de procesos que no solo lo relajaran sino que también le ayudarán a centrar la atención, ya que grandes o pequeños todos perdemos la atención frente a actividades repetitivas.

3. Herramientas de Control Parental.

Si lo que quieres es administrar el contenido que pueden ver, las páginas a visitar, configurar roles de usuario, bloquear contenidos o sitios inapropiados, así como recibir informes de actividad del uso de los dispositivos de tus hijos, lo puedes hacer por medio de herramientas de Control Parental. Si has encontrado que en algún momento, tus hijos han eliminado el historial de navegación, es un motivo de alerta y seguimiento. Si lo que quieres es controlar la habilitación o encendido de la cámara, existen varias opciones para hacerlo.

Windows por ejemplo, cuenta con todo tipo de ayuda a un solo clic, aunque existen un sin número de aplicaciones que te pueden servir para estos propósitos, entre ellas: Famisafe, Qustodio, Secure Kids o Family Link Google, todas gratuitas, sin embargo las tres primeras, con versiones más avanzadas con costo.

4. Enséñalos a no compartir información.

Es clave que les enseñes a no compartir información personal sensible, como datos de su identidad, teléfonos, direcciones, institución a la que pertenecen, entre otros. Así mismo, indicarles que no deben compartir fotos o videos de ellos mismos y mucho menos donde salgan direcciones del lugar de la vivienda o información que pueda revelar información personal. Es importante que sean conscientes que en los ambientes virtuales, no todas las personas son confiables.

5. Dispositivos siempre a la vista.

Deja preferiblemente ubicados los dispositivos tecnológicos donde puedan estar bajo tu supervisión, ojalá en un lugar común de la vivienda.

6. Contraseñas.

Tal como pasa con las llaves de la casa, no deben existir copias en manos de extraños. Ni los sitios web, ni las personas pueden pedirle las contraseñas de sus correos electrónicos, ni información personal de sus padres, cuentas, claves, entre otros.

También te puede interesar: Proteger tu información personal. 4 plataformas para administrar tus contraseñas. https://sistemasaberes.com/blog/proteger-informacion-de-la-comunidad-educativa.html

7. Transacciones en línea.

Estas deben estar a cargo preferiblemente de un adulto, dado que la información financiera es susceptible de ser hackeada. Si tienes un usuario como administrador, te recomendamos no permitirles el acceso a tus hijos, ni dejar habilitados los mecanismos de recordación de claves y contraseñas.

8. Actualización permanente de antivirus.

Procura mantener actualizado el antivirus en todos los dispositivos, evitando que delincuentes cibernéticos accedan fácilmente, y ten en cuenta y hazle saber a tu hijo que muchos virus se introducen por medio de archivos descargados de música, videos, juegos e imágenes.

9. Redes sociales.

Si tus hijos ya tienen redes sociales, revisa si las configuraciones de sus perfiles están compartidas públicamente y sin limitaciones. Esto puede poner en verdadero riesgo la integridad de los niños y jóvenes. Así mismo, evalúa si consideras realmente indispensable que tengan acceso a dichas redes, ten en cuenta la edad, personalidad, el desconocimiento sobre lo que significa la privacidad, las implicaciones de construir relaciones irreales, el sedentarismo al que lleva permanecer mucho tiempo al frente de una pantalla si le sumas sus horas de clase virtual, tareas, entre otros.

10. Ciberacoso (cyberbullying en inglés).

Son manifestaciones de acoso en la internet. Tu hijo/a puede estar siendo víctima de ello, afectándose psicológica y emocionalmente. Pueden estar sometidos a humillaciones, burlas, amenazas o chantajes de parte de sus propios pares en la web, incluso desde teléfonos celulares y video consolas para juegos.

Sexting. Está relacionado con el envío de mensajes, fotos y videos de carácter erótico o sexual por medio de los teléfonos celulares, que cada vez se vuelve más frecuente entre niños y jóvenes. Este tipo de mensajes también pueden estar siendo utilizados para acosar o chantajear. Para ello es importante mantener un buen diálogo con tu hijo/a, fomentar su autonomía y capacidad de decisión para decir no o rechazar cualquier tipo de comportamiento que vaya en contra de su intimidad.

Grooming. Se produce cuando un adulto persuade a un niño o joven a sostener una relación emocional, muchas veces haciéndose pasar por una persona de su edad, generando un escenario de confianza para que realice actividades sexuales e incluso lograr un encuentro físico con la víctima. Por lo tanto, es recomendable conocer cuál es el círculo social de tus hijos, estar atentos a cualquier cambio de comportamiento y supervisar el acceso a las redes.

De acuerdo con lo anterior, si tus hijos llegaran a encontrarse en cualquiera de las tres situaciones, no dudes en reportarlo a las instituciones educativas a donde pertenecen en caso de que sospeches que estén involucrados otros estudiantes o alguien de la comunidad educativa. Y en caso de que se requiera la intervención de las autoridades, existen varios mecanismos para denunciar los casos. En Colombia, contamos con un CAI Virtual operado por la Policía Nacional y dispuesto para tratar todo tipo de delitos informáticos más allá del ciberacoso, como: fraude, hackeo de cuentas, acceso a sistemas informáticos, entre otros. Funciona las 24 horas del día, dando la orientación adecuada de manera gratuita. (https://caivirtual.policia.gov.co, correo electrónico: [email protected], Redes sociales: @caivirtual en Twitter, CAI virtual en Facebook e Instagram. Línea telefónica: 031 5159727).

También existe www.teprotejo.org, donde puedes reportar de manera confidencial, situaciones que afecten a menores de 18 años. Entre ellas: Material de Explotación Sexual de niñas, niños y adolescentes (Pornografía Infantil), Explotación sexual comercial (ESCNNA), Ciberacoso, Intimidación escolar, Venta de tabaco, alcohol y otras drogas, Maltrato, abuso y trabajo infantil y otras situaciones. Esta es una iniciativa del MinTic, Bienestar Familiar, Movistar, ETB y Red de Padres y Madres PaPaz, con el apoyo de otras entidades.

11. Gestión Escolar.

Cabe agregar que es importante indagar si en las instituciones educativas en las que están tus hijos, tienen protocolos relacionados con la seguridad virtual infantil o incluso sugerirles educación en estos temas. También es importante que las aplicaciones utilizadas para realizar las clases virtuales o videoconferencias garanticen buenos niveles de seguridad para minimizar el riesgo que personas ajenas accedan o interfieran en estas. Es importante que los colegios usen plataformas seguras para el proceso de enseñanza con tus hijos, indaga sobre cuáles plataformas están sus datos, si cuentan con licenciamientos formales, política de calidad de datos y sitios especializados en manejo de datos de menores de edad.

Por último, recuerda que no se trata de negar el acceso a las tecnologías digitales, si no por el contrario, debe permitirse con la supervisión, cuidado y acompañamiento necesario, para que nuestros niños y jóvenes estén seguros, pues es una responsabilidad de todos.


LADY MORA

Dir. Ejecutiva de Sistema Saberes

Master en Desarrollo social y educativo, Psicóloga, Especialista en emprendimiento.

PAULA LA ROTTA

Líder de Comunicaciones y Alianzas en Sistema Saberes

Comunicadora Social, Especialista en Gerencia y Gestión Cultural y Magíster en Gestión de Instituciones y Empresas Culturales.